DEFINICIÓN DE COACHING

Como es muy probable que desconozcas de que va esto del coaching, podemos buscar una definición. Ponemos en el buscador web “coaching” y lo primero que nos aparece es la definición de la wikipedia  (http://es.wikipedia.org/wiki/Coaching):

Coaching (anglicismo que procede del verbo inglés to coach, «entrenar») es un método que consiste en dirigir, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar habilidades específicas.

En el entorno empresarial y personal se conoce por coaching al proceso interactivo y transparente mediante el cual el coach o entrenador y la persona o grupo implicados en dicho proceso buscan el camino mas eficaz para alcanzar los objetivos fijados usando sus propios recursos y habilidades. Hay muchos métodos y tipos de coaching. Entre sus técnicas puede incluir charlas motivacionales, seminarios, talleres y prácticas supervisadas.

La persona que realiza el proceso de coaching recibe el nombre de coach («entrenador»), mientras que la persona que lo recibe se denomina coachee.

Podríamos decir que es una buena definición, aunque llegado este punto, es importante aclarar que dentro del coaching hay distintas variantes, por lo que, considerarlo como un método único y exclusivo se queda algo corto.

Una de sus vertientes es la desarrollada por Gloria Mendez.

EL MÉTODO DE GLORIA MÉNDEZ

¿Qué bien vendría ahora una densa y aburrida explicación, no te parece? Pues para evitarlo, y que lo entiendas en pocas palabras, voy a tirar otra vez de la definición de la wikipedia, en concreto de una de los puntos que aparecen en el apartado “Críticas realizadas al coaching”:

  • El enfoque en desarrollar la capacidad de obtener resultados y producir éxitos es otra gran crítica a la metodología. Quienes apuntan a esta debilidad, resaltan la superficialidad del método, que tiende a exacerbar los sentimientos de superación y competitividad en el corto plazo pero que rinde resultados estériles en el largo plazo.

De esta crítica se deduce que los métodos tradicionales o standards de coaching carecen de un seguimiento a medida de la persona o coachee por lo que suelen ser muy poco versátiles y…. ¿por qué no reconocerlo?: son métodos poco eficaces.

A diferencia de estos, el Método de Gloria Méndez  personaliza el proceso adaptándose al cliente, por lo que no es válido para cuelquier persona, siendo necesaria una evaluación previa al inicio de un proceso. Al mismo tiempo se trata de un método altamente eficaz que fortalece en profundidad los puntos fuertes de la persona y aprovecha de una manera constructiva sus puntos débiles. Ahhh!!! y todo esto de una manera consciente!!!!

Entonces… ¿están asegurados los resultados a largo plazo?

La respuesta es…. desde luego!!. Ahora bien, no se trata de una aspirina que te quita el dolor de cabeza, se trata de algo esencial, que depende siempre de la actitud del cliente al respecto. Si una persona lo ve como una experiencia de evolución personal que constantemente toma como referencia para seguir creciendo, obtendrá el resultado esperado.

Este es el método que yo he estudiado, interiorizado y comprobado, y es el método que sigo estudiando, interiorizando y comprobando, y como los hechos no engañan….. te aseguro que funciona!!!

Anuncios